fbpx

6 errores de envasado que te están costando caro y como remediarlos

El envase del producto es importante. Si el envase de tu producto no está optimizado, probablemente te esté costando más caro de lo que debería ser. Para ayudar a que tu marca brille en el estante, aquí hay 6 errores de envasado que te están costando dinero y cómo remediarlos.

1. Falta de pruebas de los envases

¿Alguna vez compraste un producto y descubriste que estaba dañado antes de abrirlo? Puede ser debido a un error de producción del producto, otras veces porque el envase no estaba protegiendo adecuadamente los productos.

Probar el envase del producto después del diseño y la producción es extremadamente importante antes de llevarlo al mercado. Al probar la durabilidad del envío, la manipulación y la protección del producto antes de lanzar un nuevo diseño de envase nos asegura de que el producto y el envase estén seguros durante todo su ciclo de vida

Tal vez hayas visto algún envase en la góndola de un comercio que se dañó por aplastamiento o en el transporte antes de llegar al estante. El daño al producto por un envase inadecuado es un costo importante que enfrentan muchas empresas y se puede minimizar las posibilidades de que esto ocurra con el tuyo.

2. Envase desactualizado

Mantener el diseño del envase actualizado y a la moda ayuda a mover tus productos de la góndola. No hacerlo puede ser una carga importante. Debemos fijarnos en los hábitos de compra del consumidor al menos una vez al año para ver cómo tu envase cumple con las necesidades y gustos de tu mercado objetivo.

Cuanta más investigación realices en tu mercado objetivo y en las personas que obtendrán beneficios en tu producto, más informado estarás para elaborar una estrategia para el diseño de tu envase. Si tu competencia está actualizando el diseño del envase para aumentar la facilidad de uso, ya estás corriendo de atrás a la pelota.

Presta atención a los colores, formas y texturas que usas en el diseño de su envase. ¿Le hablan a tu producto? ¿Se dirigen a tu mercado objetivo y las tendencias de consumo que tienen sentido para tu marca? ¿Hablan con tu marca? Encuentra la alineación en todos estos temas y tendrás un diseño de envase ganador.

3. Fuerza Laboral vs. Automatización

El trabajo manual cuesta dinero. Los trabajos en casi cualquier producción de manufactura y envase se pueden hacer con maquinaria por menos dinero. Si tienes la oportunidad de reducir  mano de obra en tus líneas de envasado con automatización, vale la pena revisarlo. Si bien una inversión de capital en maquinaria de envase automatizado puede parecer costosa al principio, una perspectiva a más largo plazo mostrará los beneficios; a menudo en un marco de tiempo mucho más corto de lo que te imaginas.

Las nuevas tecnologías y la robótica pueden hacer que todo el proceso de envase sea completamente automatizado, pero si la automatización completa no es posible en este momento, la automatización parcial puede reducir la mano de obra manual requerida para envasar tu producto. Se puede desglosar cada parte del proceso de envasado para encontrar qué puntos tienen sentido automatizar ahora y hacer un plan para la automatización futura.

Si estás buscando comenzar con algo pequeño, la nueva tecnología de final de línea semiautomático de pallets, puede reducir los costos de su proceso de envase y la mano de obra manual.

4. Usando las especificaciones incorrectas

El tamaño y las especificaciones que utilizas para envasar tus productos tienen un impacto en el costo del producto. El film termo contraíble se cotiza por calibre y ancho, por lo que un calibre de film más grueso tiene un costo más alto que una film de calibre más bajo.

El aumento del costo no solo se nota en el precio del material en sí, sino también en el proceso de envase. Se necesitan etiquetas  más caras para envases más anchos, y cuanto más pesado sea el calibre, más tiempo tomarán para hacer un sello adecuado. Esto hará que la maquinaria se desgaste más rápido y requerirá un mantenimiento más frecuente. Hoy en día, se encuentran disponibles films termo contraíbles más delgadas y resistentes que tienen la misma resistencia y durabilidad que los film más gruesos.

Vale la pena probar una medida más baja para realizar algunas pruebas de film en sus productos para ver una reducción en sus costos totales de envase. Una medida de film inferior puede impactar positivamente en los costos de material y mantenimiento, al mismo tiempo que brinda ahorros de energía, si el producto se mantiene protegido.

5. Saltar mantenimiento preventivo

Cuando el negocio crece, puede ser habitual descartar un plan de mantenimiento preventivo adecuado para el proceso de envasado. Esto puede costarte caro. Cuando llega la zafra y las cosas se ponen difíciles, siempre recordamos: ¡No debí saltear el mantenimiento preventivo!

Un plan de mantenimiento preventivo regular para tu maquinaria de envasado debe ser un requisito en cualquier producción.  Un problema que puede parecer menor no solo costará más caro a largo plazo con un tiempo de inactividad imprevisto, sino que ese problema menor podría conducir a un problema más grande o un desglose completo que costará muchas veces el problema inicial.

Dependiendo de los componentes que se rompan en tu máquina de forma imprevista, es posible que tengas que esperar largos plazos de espera para recibir los repuestos. En muchos casos, un técnico calificado puede identificar las piezas que se desgastan más rápido en tu maquinaria y proporcionar una lista de piezas de repuesto que debes tener a mano para estar seguro.

Habla con tu proveedor de maquinaria o material, o con un técnico de confianza para hablar sobre las piezas que debes tener a mano para emergencias y para el mantenimiento regular. Si tienes maquinaria nueva, solicita a tu proveedor capacitación sobre el uso y el mantenimiento de la maquinaria. La capacitación en planta puede estar disponible, y puede ser un gran ahorro de costos, ayudándote a ahorrar en costos por uso inadecuado y mantenimiento regular.

6. Usar los materiales incorrectos en el envase del producto.

A veces, el consumidor no considera un producto porque el envase no es ideal.

Piensa en cómo el consumidor usará tu producto y cómo puede mejorar su experiencia con un diseño de envase que lo ayude a acceder y deshacerse del producto con mayor facilidad.

Tal vez puedas reducir el tamaño de tu producto envasado al eliminar partes del envase que no son necesarias, lo que facilita su almacenamiento. Investiga tu mercado objetivo antes de seleccionar los materiales que utilizas en el envase. Puedes encontrar que una experiencia de envase positiva aumentará el crecimiento de las ventas y la percepción del consumidor sobre tu producto y tu marca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *